Get Your Premium Membership

La avispa

Érase una tarde que atravesaba yo el patio de mi tía. En cada esquina de la casa había un tanque curado con cemento usado para almacenar el agua que venía por canaletas. Deteniéndome yo en uno, de pronto vi una pobre avispa que flotaba moribunda. Ingenua mi edad, decidí salvarla con mi diestra del vaivén del preciado líquido. Pero no bien la había puesto a la superficie cuando con furia dejóme sentir su punzante aguijón. Una hora más tarde, era mi mano el doble de lo normal. De aquel inolvidable incidente aprendí que cada cosa actúa según el dictado de su propia naturaleza.

Copyright © | Year Posted 2016




Post Comments

Poetrysoup is an environment of encouragement and growth so only provide specific positive comments that indicate what you appreciate about the poem.

Please Login to post a comment

A comment has not been posted for this poem. Encourage a poet by being the first to comment.