Get Your Premium Membership

El cuidado de un animal

Un niño deseaba una mascota. Para complacerlo, su madre lo llevó a un centro especializado en cuidado de gatos. El pequeño vio a muchos felinos de diferentes formas jugando entre sí. Pero debía escoger entre todos. Entonces se fijó en uno color marrón. El gato le respondió como si hiciera tiempo que se conocieran. Se le acostó en las piernas y se mostró manso. El niño miró a la madre y le dijo que ese era. Ella se dirigió a la encargada con la decisión tomada. Al niño lo sentaron ante el escritorio y le leyeron una lista de indicaciones y responsabilidades que debía cumplir para tener el gato. Debía alimentarlo dos veces al día, llevarlo cada cierto tiempo al veterinario, asearlo, jugar con el y, sobre todo, darle mucho cariño. Después de indicar que había entendido todo, le hicieron levantar la mano derecha y jurar que así lo haría. Luego los evaluadores se reunieron para determinar lo que harían. Mientras tanto, y sentado en una sala, el niño esperaba impaciente. Finalmente una de las empleadas llegó junto a la jefa con el gato dentro de una jaula. “Felicidades”, le dijeron. “Es todo tuyo”. Con alegría el niño miró a la madre y, luego, tomó su jaula lleno de alegría.

Copyright © | Year Posted 2016




Post Comments

Poetrysoup is an environment of encouragement and growth so only provide specific positive comments that indicate what you appreciate about the poem.

Please Login to post a comment

A comment has not been posted for this poem. Encourage a poet by being the first to comment.